Testimonios

orla decorativa

Snoopy

Snoopy fue uno de los perritos que rescaté en estos últimos 15 años y, aunque todos son especiales de alguna u otra forma, él dejó una huella sumamente profunda en mí. Snoopy fue una importante compañía para mí en la pandemia pero también me dio muchas lecciones de vida.

A Snoopy lo rescaté con cáncer, con posibilidades y calidad inciertas de vida. Aún así, en su carita, en su actitud, en su estilo de vida, en sus juegos, jamás se vio a un perrito enfermo, sino todo lo contrario. Snoopy era un perrito tremendamente alegre, animado, entusiasta, confiado y agradecido de cada minuto, de cada comida, de cada paseo. Esa misma actitud hizo que su muerte me costara enormemente y que pareciera repentina. De hecho, no murió por el cáncer sino por otra cosa derivada que no se detectó a tiempo.

Su partida me dejó un gran vacío, muchas dudas y culpa. Ángela de Estampanimal me mandó mensajes llenos de amor mientras estaba pasando por su hospitalización y agonía, y luego me comunicó con él, hablándome de lo feliz que está en ese otro lugar con sus pelotas y juguetes, de su tranquilidad, su agradecimiento y cómo me pide que yo no pierda mi alegría ya que quizás hay muchos que en este plano terrenal la necesitan así como mi fuerza.

Gracias Ángela por darme paz en este camino que para muchos aún es extraño y desconocido. Saber de mi “bebé pequeño”, saber que está en paz me hace seguir en paz a mi también.

Ximena, Enero/2023

orla decorativa

Maite y Mía

Le encargué a Angela dos comunicaciones que me ayudaron a entender ciertos comportamientos de mis perritas que antes de la comunicación yo corregía y ahora sé que son actitudes naturales de ellas. Semanas antes de la comunicación a una de mis mascotas le dio la corriente caminando en la calle y anduvo muy miedosa y desconfiada y por eso una de las cosas que quería saber era si ella estaba feliz conmigo y al momento de recibir los audios con las comunicaciones sentí un alivio porque supe que era feliz y que solo había sido un mal rato lo de la corriente.

Ya han pasado unos días desde que me mandaron las comunicaciones y mis perras están más libres, Maite anda más activa sobre todo al caminar amarrada, Mia anda más regalona y en el parque andan más juntas.

Me encantó la preocupación que tuvo Angela después de las comunicaciones y el interés para saber cómo estaban mis mascotas y por lo que escuché en los audios hubo respeto con Mia y Maite al momento de la comunicación diciendo que iban de parte mía y no fueron invasivas. Es una bonita experiencia y una forma muy bonita de fortalecer el lazo entre mascota y humano.

Sebastián, Agosto/2022

orla decorativa

Mila y Kuki

Ángela me ayudó con dos compañeras gatitas muy importantes, una trascendida y la otra todavía con nosotros. La primera fue Mila, quien trascendió hace dos años, nos dejó mucha tristeza ya que estuvo muy pocos meses con nosotros y su vida fue muy corta. La comunicación con Mila fue sanadora y me ayudó a cerrar un ciclo que aún estaba abierto, me ayudó a comprender su paso por nuestras vidas y también a hacer más concreto lo que nos vino a mostrar y enseñar, y sin lugar a dudas el hecho de saber que ella sigue existiendo en otro lugar deja mucho consuelo en el corazón.

La comunicación con Kuki, fue conciliadora, sanadora y una invitación para seguir avanzando hacia adelante y no quedarme mirando hacia atrás, aprender de lo que hacemos para no volver a repetir situaciones que no aportan, aceptar que todos vamos avanzando, experimentando y aprendiendo y que en cada etapa y proceso somos diferentes, no sirve de nada vivir en la culpa, y por sobre todo ver la bondad tremenda que hay en los animales, ellos crecen y aprenden y no se quedan en rencores, tienen una comprensión muy profunda, sus corazones son maravillosos.

Gracias Ángela por entregarnos un poquito de ti y haber realizado tan bella labor.

Andrea, Julio/2022

orla decorativa

Frida y Cleopatra

La comunicación con Frida me ayudó a sanar mi pena por todo el sufrimiento que supe que ella vivió antes de llegar conmigo y comprendí que lo importante para ella es el estado presente. Frida está en mi vida, para hacerme crecer. Angela, fue muy asertiva en la comunicación y pudo captar con precisión todo lo que Frida tenía que decir.

La comunicación con Cleopatra me mostró la forma en que quería vivir junto a mi, aceptando mi protección, sin perder su libertad. Cleopatra me ayudó a comprender que no se trata de mi, sino de ella. Angela, comunicó extraordinariamente con Cleopatra, visualizó con exactitud todo su entorno, incluso detalles físicos que me asombraron por lo precisos. También conectó con rasgos importantes de la personalidad de Cleo. Fue muy cuidadosa y respetuosa en interpretar cada aspecto de la comunicación. ¡¡Es seca!!

Jeannette, Julio/2022

orla decorativa

Lagertha y Coka

Querida Ángela, queremos, mi hijo y yo, agradecerte, por todo lo que nos ayudaste con nuestras niñas, Lagertha y Coka.

Con Lagertha fue increíble todo lo que te contó y mostró, fue tal cual como vive, efectivamente estaba triste por la partida de su amiga Coka, ella llegó cuando tenía 1 mes y 15 días, por lo que Coka fue su gran apoyo, su guía, su maestra. La comunicación que hiciste con ella (Lagertha) fue fundamental, ya que nos sirvió para saber cómo tratarla y qué nos faltaba para ayudarla a pasar por el proceso de duelo. Fuiste clave en ese instante y ella ahora está feliz. Supimos, gracias a ti, lo que ella necesitaba y cómo regalonearla. Lo principal de todo es que se siente muy amada y feliz.

En cuanto a la comunicación con Coka, fue maravillosa, supimos que está bien, que se siente feliz y sana, que corre libre y feliz, que nos sigue cuidando, que sigue cuidando a Lagertha. Que nos escucha, que sabe que la amamos y que ella nos amó y seguirá siendo mutuo.

Quedo muy feliz el saber que nuestras niñas, del cielo y de la tierra están y se sienten felices y amadas.

Gracias por toda tu ayuda

Katherine, Jorge Ignacio, Lagertha y Coka, Julio/2022

orla decorativa

Ron y Belén

Conocí el maravilloso trabajo de Angela, con mi perrito Ron. Pude saber qué sentía, saber qué le gustaba y qué le daba miedo, para poder entregarle más amor y mejorar en lo que yo pudiera.

Tiempo después fue el turno de Belén, mi otra perrita. Ella estaba pasando por un episodio complicado y yo no sabía qué le pasaba, tiritaba mucho y no se movía, y si lo hacia era para esconderse. La verdad es que fue maravilloso..!! Se comunicó de verdad con ella y me transmitió todo lo que Belén sentía, tanto físico como emocional… lloré de emoción, porque pude entender lo que le pasaba.

Esto es increíble y maravilloso… y Angela, seca!! Mil gracias..!!!!!!

Verito, Mayo/2022

orla decorativa

Nera

Nerita llegó a mí como hija temporal mientras encontraban familia… ¡Al 3er día la adopté yo! Es mi princesa hermosa.

Nunca habíamos hecho comunicación con Nera y me gustó mucho ver que la gran mayoría de las cosas me hacía sentido. Angela percibió súper bien la relación de madre e hija que tengo con mi Nera, como también su personalidad tan única de gata. La comunicación me ayudó a sentirme más tranquila acerca del desafío que era dejar a mi regalona por un mes en otra casa y con otro gato (Angela la hospedaría en su espacio y con su gato Benny). Me importaba mucho que Nera entendiera que era provisorio y que no la iba a abandonar, que volvería a buscarla para mimarla como siempre.

Me sentí sorprendida al notar que muchas cosas que Nera comunicaba a Angela (sin conocerse) eran igual a como yo podía percibirlas día a día. Me gustó mucho saber cómo la Nera me percibe a mí como su mamá y lo agradecida que está de todo lo que hago por ella.

La comunicación fue super fluida, diariamente. Si bien al principio hubo problemas con la relación de Benny con Nera, hicimos un trabajo en conjunto para mejorar esa relación y que fuera todo más cómodo para ellos. Al pasar los días ya se toleraban mejor gracias al enriquecimiento ambiental, dedicación y cariño que entregaba Angela a mi guagua.

Rox, Mayo/2022

orla decorativa

Los tatitas Pancho y Lucas

Al comenzar su relación y convivencia, Pancho y Lucas ya tenían su edad y mañas, por lo cual nos preocupaba mucho que no se llevaran bien, Pancho, el can de la casa desde peque es muy territorial, tiene 14 años es un hueso duro de roer, recogido de la calle y muy regalón. Pero gracias a la ayuda de Angela y Andrea, confiamos más en ellos y les dimos su tiempo y espacio.

Al establecerse la comunicación nos dio una mayor seguridad en que los tatitas se llevarían mejor a medida que pasaran los días. Ahora, ambos nos protegen y entre ellos ya no hay peleas, como que existe una mayor comprensión y paciencia entre ambos. Algo que destacar: Pancho ya no ladra con los ruidos fuertes, está más valiente.

Angela ha sido un nexo entre la familia humana y perruna que se hacía necesario, sobre todo porque los perritos tienen sus añitos. Fue muy asertiva y nos dio muchos consejos útiles, recomendada al 100%.

Rosita, Febrero/2022

orla decorativa

Amelie

Esta comunicación fue muy especial para mí. Amelie llevaba siendo parte de mi vida 13 años intensos, y llegó a mí en un momento sensible. Yo la quería muchísimo y no me estaba resultando tan fácil aceptar su condición de enfermedad y realidad.

Angela logró ayudarme a comprender lo que ella realmente necesitaba, y me ayudó a través de su comunicación, a enfrentar el miedo tremendo que me producía el tener que verla morir. Gracias a esto, pude acompañarla en su camino, y dejarla ir con profundo agradecimiento. Comprendí que no podía retenerla y que debía ayudarla a estar lo mejor posible sus últimos días. Sentí que pude transmitirle mi amor por ella, y visceversa. Además, pude convencer a Amelie de pasar sus últimos días dentro de casa, ya que ella como todo peludito fiel, quería esconderse fuera para que no la viera sufrir.

Me encantó y agradezco profundamente esta intervención de Angela. Fue empática y muy respetuosa de nuestro proceso, y gracias a esto, hoy puedo recordar a mi querida Amelie con todo lo bueno que fue y con la tranquilidad de haber podido corresponder su cariño y haber actuado desde el amor más que desde la soledad o egoísmo tan propio de nosotros, los humanos. Amelie murió de cáncer. Y ya no había nada más que hacer clínicamente por ella.

Carito, Junio/2021

¡No tienes productos en el carrito!
0