practicando el lettering
Noticias

Renovándome porque amo lo que hago

¡CON TODA LA CREATIVIDAD A FLOR DE PIEL!

Queridos amigos lectores, ha pasado tiempo y tengo muchas novedades que contarles. A fines de octubre del 2019 supe, en un mismo día, que había sido seleccionada para participar en la Feria Navideña de Ñuñoa y también que sería parte del grupo de emprendedoras que tendría la oportunidad de vender sus productos en el Mall Plaza Vespucio hasta fines de marzo. Así que me puse manos a la obra y con suerte supe de mí 🙂 Agradezco como siempre a todas las personas que me visitaron, compraron mis diseños y me apoyaron durante esos días.

Luego seguí enero y febrero con el ritmo de producción intenso para recuperar el stock vendido (¡¡porque me fue excelente!!), mantener el módulo del Mall llenito y preparar Día de los Enamorados que se venía rápido, así que yo corría y corría.

MI CHICHARRITA AMADA

Al mismo tiempo, a comienzos de Febrero, mi compañerita peluda de 14 años y medio comenzó a decaer. Aunque ya desde el año pasado se cansaba más y no podía caminar largas distancias, éramos felices paseando por todos lados, haciendo más pausas en los parques y disfrutando del viento y las hojas.

De pronto, en un lapso de dos semanas, le empezó a costar mantenerse en pie y comenzó a desorientarse. Como no veía bien, si se metía en un espacio reducido no encontraba la salida y comenzaba a llorar desesperada. La encontré algunas veces “perdida” apuntando hacia una pared o hacia el suelo y girando siempre hacia la derecha cada vez que se quedaba “en blanco”. Su lado izquierdo empezó a tener problemas, la vista, el oído; tenía dolores desde el cuello hacia las patas traseras, dejó de comer los cereales de perrito y ya no podía masticar bien sus galletas favoritas. Dejó de mover su colita cada vez que me veía, sólo me seguía deteniéndose cada tanto, con la mirada lejana… Había había algo más que simple vejez.

La llevé de urgencia a un neurólogo porque había leído acerca del comportamiento de los perritos cuando se pegan a una pared (Chicharrita no se pegaba exactamente, pero actuaba muy extraño). Diagnóstico: un posible tumor cerebral en el lado izquierdo. Pero había que hacer resonancia para confirmar ubicación del tumor, con el riesgo de que su corazón no aguantara y con la incertidumbre de que el resultado fuera “operable”. Acto seguido la llevé al cardiólogo y su corazón seguía igual en fase 3 de 4 de insuficiencia cardíaca más un soplo que había aumentado.

Casi me morí con los diagnósticos y decidí no someterla a la resonancia, ella era muy temerosa y el riesgo de que se fuera de este mundo muerta de miedo metida dentro de una cámara podía ser alto y yo tampoco lo habría soportado…. Sólo quise seguir dándole sus remedios cardíacos, más otros para el dolor y Flores de Bach… Comida casera con pollito desmenuzado con arroz, verduras, un poquito de aceite de oliva y arándanos cada tanto o sus galletas remojadas. Sus paseos fueron más cortitos, al comienzo con muchas pausas, pero luego vino una etapa en que ella no paraba de caminar, tanto fuera como dentro de casa. Comenzó a desvelarse y tener crisis como de pánico en el día y en la noche, gemía cada tanto, se quedaba detenida jadeando. Todo este tiempo estuvimos muy en contacto con su veterinario de casa y me recomendó melatonina. Funcionó los primeros días y dormía mejor (también yo al saber que esto le ayudaba).

Hasta que llegó aquella noche de su mayor crisis. Ya los días previos no quería –o no podía- comer, no recibía los remedios, le costaba tomar agua. Tenía que sostenerle los platos cerca de su boca, se le caía la comida de entre los dientes; estaba teniendo problemas serios de motricidad al masticar. Esa noche negra nos pasamos casi de largo despiertas caminando entre mi habitación y el patio, dirigiendo su camino para que no chocara porque se iba contra todo y al verse atrapada lloraba… nunca la había oído llorar tan fuerte ¡¡ni mucho menos aullar!! Le dije, hasta aquí hermosa… hasta aquí llega este martirio… perdóname… confírmame si está bien… dame una señal… ten paciencia que mañana descansarás… y nos dieron las 7am del martes 17 de marzo. Nos atenderían a las 11:00 porque ya estaba todo el tema del COVID-19. Entonces salimos a pasear largo, muy largo… por última vez… fue muy fuerte… y ella no paraba, ya no estaba con su cabecita bien…

Hoy duerme en mi jardín, bajo el palto, rodeada de hojitas y de paltas, lo que a ella le gustaba.

chicharrita gigante
Dibujo que hice para canalizar mis emociones, basado en el tema Giant (Calvin Harris & Rag’n Bone Man) porque sentí que representaba muchas cosas de nuestra relación.

VACACIONES EN CASA

Y así comencé mi “encierro” por la contingencia, me tomé 2 semanas de vacaciones-en-casa que necesitaba con urgencia. Casi al final de ese período logré concentrarme en algo y decidí llevar a cabo todas las tareas que pudiera con tal de mantener mi mente ocupada. Aproveché de hacer varios de los proyectos que venía planeando con material de reciclaje. Uno de ellos fue habilitar de una vez por todas el lugar que sería mi nuevo taller, era lo que soñaba para trabajar junto con mi Chicharrita… iba a ser nuestro hasta que ella se hiciera viejita. Y bueno, por ahora mantendré un toldo plástico que lo cubre por todo el perímetro, pero por lo menos podré guardar stock, insumos y trabajar con más espacio.

recepcion ecotaller

En la entrada hice un camino con tapitas metálicas de botella para cubrir una zona de tierra que no me gustaba nada. ¡Aún me quedan muchas y un gran tramo por cubrir!

Y retomé también lápices y pinceles con cursos de Lettering y Acuarela para volver a las pistas.

Todo lo que sucede hoy en nuestro planeta nos da la posibilidad de realmente vernos a nosotros mismos y a nuestro entorno. Podemos sacar toda la creatividad que llevamos dentro y hacer los cambios que necesitamos y que veníamos postergando. Sólo depende de nosotros.

Por mi parte, he estado analizando el rumbo que llevaba hasta ahora con este emprendimiento, porque sentía que lo había desviado un poco. Al comienzo uno de mis objetivos era hacer ilustraciones aplicadas en regalos para cat lovers y dog lovers, pero terminé enfocándome sólo en la producción con una gestión equivocada de mis recursos (tiempo, dinero, mano de obra). Y bueno, ahí voy aprendiendo en el proceso.

Ya son 5 años desde que empecé dibujando michis y perritos tiernos y necesito re-enfocar mis objetivos, especialmente en el contexto que vivimos actualmente. Se viene para mí un período de experimentación de nuevos productos y al mismo tiempo de mejorar futuros procesos de producción. ASF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Have no product in the cart!
0